CONOZCA ECUADOR

Noticias del Ecuador y del Mundo

CRISTIANOS CONTRA CRISTIANOS

diosidializado
Los enemigos acérrimos

La estupidez, la ignorancia, la vagancia y los pecados de la carne que ahorcan al “pecador cristiano”, son actitudes generalmente pisoteadas, vejada y ofendidas de manera regular o cotidiana por los mismos que se llaman a sí mismos “cristianos”. (Santiago, capítulo 4)

Si existe una característica más notoria entre todos los cristianos es justamente “la hipocrecia” y “la maldad” humana que conllevan en sus corazones; actitudes éstas que quieren ocultar a toda costa, y a como de lugar; pero que desgraciadamente “no pueden”, y no pueden justamente por que esa maldad e hipocresía es tan grande, pero tan grande, que la llevan en su corazón en forma tan visible como lo es el sol de cada día. Hermanos, … esta actitud no es de Dios.

Santiago 3:14 Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad. 15 Esta “sabiduría” no es la que viene de lo alto, sino que “es terrenal, animal y diabólica”. 16 Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. (La concupiscencia en su máximo explendor.)

Santiago 4:1-10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 ¿De dónde vienen “las guerras” y “los pleitos” entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?
2 Codiciáis y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
3 Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
4 !!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Como ya se habran dado cuenta tanto los que son como los que no son cristianos, hay cristianos ricos y ricos hipócritas en todas partes, ricos que viven esperanzados todos ellos en “poder comprar” su “boleto de admisión al cielo”, (Santiago 5:1),

Reina-Valera 1960 (RVR1960) Contra los ricos opresores
Santiago 5:5 !!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán.

Reina-Valera 1995 (RVR1995)
Mateo 19:24 Otra vez os digo que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

También hay cristianos de economía media, cristianos pobres, cristianos muy pobres, cristianos que estan inmersos en pecados capitales “tan graves” como el crímen y la idolatria, cristianos que en su gran mayoría estan ahogados en muchos pecados de la carne debido a su propia “concupiscencia”, y que aún despues de todo lo que padecen, … aún lo niegan ellos mismos.

La perfección del cristiano es cada vez mas lejana a la verdad. Los que dicen ser “santos” son realmente “diablos”, (espíritus endemoniados), y los que quieren alcanzar la santidad, tienen mucho más de santos que sus propios pastores y maestros que estan endiablados ellos mismos por las falsas doctrinas que aprendieron.

Todos los falsos pastores han venido creando lo que en los evangelios se conoce como “las generaciónes perversas“, sus causantes son individuos realmente “endemoniados” que estan movidos por un “espíritu de las tinieblas”. Estos falsos maestros y falsos profetas se han lanzado a crear iglesias por todas partes, a dar falsos testimonios, se lanzan a adoctrinar y asumir erroneamente responsabilidades cristianas que no les han sido otorgadas por el mismo “Espíritu Santo” sino por el Espíritu que se les metio por el trasero.

Colosenses 2:8-10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.
Santiago 5:19-20 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Restaurar a los creyentes que se apartan

19 Mis amados hermanos, si alguno de ustedes se aparta de la verdad y otro lo hace volver, 20 pueden estar seguros de que quien haga volver al pecador de su mal camino salvará a esa persona de la muerte y traerá como resultado el perdón de muchos pecados.

La religión, “es como una droga” que convierte en estupidos a todos quienes la consumen en forma descontrolada, con ignorancia y sin supervisión. No es diferente a otras enfermedades como la obesidad, la drogadicción, el alcoholismo, la lascivia, o la inmundicia. Todo alimento ingerido con descontrol e ignorancia, produce enfermedades físicas e incluso emocionales. Igualmente, todo alimento espíritual ingerido sin control ni supervisión apropiada, (pero si con mucha ignorancia), produce barbaries, demencias, maldades, hipocresías, mentiras, a más de que hace incurrir a las personas que la ingieren sin control ni supervisión adecuada, en pecados capitales, abominaciones y pecados de la carne, provocando ellos mismos el alejamiento y la ira de Dios, contra ellos mismos. Ejemplo: Creyéndose llenos del Espíritu se ponen a predicar estupideces.

Recordemos que en el inicio del cristianismo, fue Jesús de Nazaret quien educó él mismo y administró el conocimiento del reino de Dios y la doctrina de la salvación, a sus discípulos. Fueron también sus discípulos quienes educaron apropiadamente a todos los nuevos maestros de las nuevas congregaciones que se hiban creando. La diferencia de hoy en día es que, quienes nos dirijen actualmente, no son ni Jesucristo ni los Apóstoles en persona, sino que son los “falsos pastores y maestros” de la “apostasía”, son los “dementes” que estan creando “las generaciones perversas”, y las estan creando en masa. Estos individuos llevan consigo una doctrina cristiana “distorcionada”, “mal aprendida”, “mal disernida”, “mal dirigida”, una doctrina que parece ser cristiana pero que en el fondo no lo es, es una doctrina alterada con la marca de cada uno de ellos. Doctrinas cristianas con la marca del diablo. Nada diferente a lo que ocurre con la doctrina de los diablos católicos, (la doctrina católica), la de los diablos mormones, la de los diablos llamados a sí mismos “Los Testigos de Jehová”, y las doctrinas de todas las sectas y grupos religiosos que abundan en todas partes. Cada grupo con su propia doctrina, defendiéndola como perros sabuesos, como vívoras y culebras defendiendo su nicho. Solamente léan, comparen, y observen sus actos, y compárenlos contra sus propias “declaraciones de fé”. Comparen sus actos con la verdadera doctrina cristiana. No hace falta medir su arrogancia, maldad y alevosía, por que esas se les derrama por todas partes y a donde los miren.

99 de cada 100 iglesias, -sean éstas cuales fueren-, son la espuria de satanas, la pús del diablo, los templos de la mentira, obviamente “disfrazadas todas ellas de santidad”, pero creando vívoras y demonios en cada una de sus iglesias, empezando por los diablos católicos, los metodistas y la mayoria de iglesias llamadas “de Cristo”, o llamadas “Cristianas”, con “Los Testigos de Jehová” obviamente como los abanderados en este nefasto desfile macabro!

Todos son santos, todos se creen santos, pero como todo endemoniado común y vulgar, hacen justamente las cosas “alrevez de lo que les piden los evangelios”. Malditos orgullosos y alevosos, sin piedad ni misericordia alguna para nadie, se creen a si mismos santos habiendo santos que en su arrogancia desprecian y que son tratados como malditos.

Juan 5:44 (RVR1960) ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?

Eviten a los falsos cristianos. Estudie por su cuenta “la mente de Cristo”. Lea “usted mismo(a)”, directamente la Santa Bíblia. Diríjase a Cristo y beba de su fuente usted mismo, … sin intermediarios.

Juan 7:37-38 Si alguno tiene sed, “venga a mí y beba”. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Ezequiel 47:1, Zacarias 14:8

Santiago 3:1-18 Nueva Traducción Viviente (NTV) – Sobre el control de la lengua

1 Amados hermanos, no muchos deberían llegar a ser maestros en la iglesia, porque los que enseñamos seremos juzgados de una manera más estricta.

2 Es cierto que todos cometemos muchos errores. Pues, si pudiéramos dominar la lengua, seríamos perfectos, capaces de controlarnos en todo sentido.

3 Podemos hacer que un caballo vaya adonde queramos si le ponemos un pequeño freno en la boca.

4 También un pequeño timón hace que un enorme barco gire adonde desee el capitán, por fuertes que sean los vientos. 5 De la misma manera, la lengua es algo pequeño que pronuncia grandes discursos.

5 Así también una sola chispa, puede incendiar todo un bosque.

6 Y la lengua es una llama de fuego. Es un mundo entero de maldad que corrompe todo el cuerpo. Puede incendiar toda la vida, porque el infierno mismo la enciende.[a]

7 El ser humano puede domar toda clase de animales, aves, reptiles y peces,

8 pero nadie puede domar la lengua. Es maligna e incansable, llena de veneno mortal.

9 A veces alaba a nuestro Señor y Padre, y otras veces maldice a quienes Dios creó a su propia imagen.

10 Y así, la bendición y la maldición salen de la misma boca. Sin duda, hermanos míos, ¡eso no está bien!

11 ¿Acaso puede brotar de un mismo manantial agua dulce y agua amarga?

12 ¿Acaso una higuera puede dar aceitunas o una vid, higos? No, como tampoco puede uno sacar agua dulce de un manantial salado.[b]

La verdadera sabiduría proviene de Dios

13 Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría;

14 pero si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras.

15 Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas.

16 Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad.

17 Sin embargo, la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. 18 Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia.

LA PROMESA DE JEHOVA

Jeremias 3:15 Y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten de “ciencia” y de “inteligencia”.

Vemos entonces que los verdaderos pastores de Jehová traen consigo “ciencia” e “inteligencia”. No dice que traigan bailes, gritos, tradiciones, ni una labia perniciosa, no dice que seran falsos ni cuenteros con buena oratoria, no dice que seran lobos que te quitan tu dinero en el nombre de Dios sino pastores que te regalaran “gratuitamente” la “ciencia” y la “inteligencia”.

Iglesia a la que voy encuentro pastores auto fabricados a sí mismos, predicando creencias que nacen de sus costumbres o de escuchar a otros falsos pastores. Aumentemos a todo eso el propio intelecto y raciocinio de estos pastores. Estos son predicadores que mantienen a sus congregaciones en la obscuridad, en las tinieblas. Otros en cambio aparentan dirigirse por los evangelios, con la bíblia en sus manos, pero solo en las partes que a ellos les conviene, tergiversando e inventando doctrinas acordes a su propio intelecto.

Romanos 1:24 Por lo cual también Dios los entregó á inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: 25 Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo á las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Y el castigo para los falsos pastores que con impiedad e injusticia incitan la ira de Dios también es mafiesto:

Romanos 1:18 Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo “contra toda impiedad é injusticia de los hombres”, que detienen la verdad con injusticia: 19 Porque lo que de Dios se conoce, á ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables: 21 Porque habiendo conocido á Dios, no le glorificaron como á Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido. 22 Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos, 23 Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. (La idolatria de los católicos y metodistas.)
La concupiscencia

En la teología cristiana, se llama concupiscencia -que se puede entender como sentir deseos (o exceso de deseos) no gratos a Dios, (de acuerdo con su etimología a continuación)- (del latín concupiscentĭa, de cupere, desear, reforzado con el prefijo con) a la propensión natural de los seres humanos a obrar el mal, como consecuencia del pecado original.

La especial insistencia de la enseñanza cristiana es centrarse en las cuestiones de la conducta sexual, esto ha producido un cierto sesgo en su significado, dotándolo de ese contenido que se observa en expresiones como “miradas concupiscentes”.

Sin embargo, el concepto es más general y atañe a todas las dimensiones de la mala conducta humana. Según el Diccionario de la lengua española (de la Real Academia Española) la concupiscencia es, “en la moral católica, el deseo de los bienes terrenos y, en especial, el apetito desordenado de placeres deshonestos”.

Por lo general, en la lengua castellana, el término es aplicado a enseñanzas morales católicas y cristianas, pero cabe destacar que es un término bíblico y, por ende, más propio del cristianismo en general, que exclusivamente católico.
La Moral Cristiana

En su sentido más general y etimológico, concupiscencia es el deseo que el alma siente por lo que le produce satisfacción, es un “deseo desmedido”, no en el sentido del bien moral, sino en el de lo que produce satisfacción carnal; en el uso propio de la teología de la moral cristiana, la concupiscencia “es un apetito”, “bajo”, y “contrario a la razón”.

El apetito quiere decir inclinación interna, y la referencia a la razón tiene que ver con la oposición entre lo sexual, lo racional, lo espiritual, no con el uso común de la palabra razón.

El objeto del apetito sensual, concupiscente, es la gratificación de los sentidos o deseos humanos, mientras que el del apetito racional es el bien de la naturaleza humana, y consiste en la subordinación de la razón a Dios.

En la práctica se llama apetito, al apetito sensual o concupiscente; y razón, al apetito racional así entendido.

Aclaración: hay una distinción que como suele suceder con muchas palabras, la palabra concupiscencia tiene dos acepciones que son, por un lado la tendencia a pecar y por otro, también aceptada por teólogos católicos y cristianos, que va más ligada a los “impulsos” que al estar la persona humana herida por el pecado (original). Entonces, estos impulsos deben ser regidos por la prudencia humana, (la razón humana), que está iluminada por la Fe, (Dios sabe y es el que es YHWH, nosotros no podemos decidir que matar esté bien por ejemplo, como tampoco lo está creerse dueño de la verdad; en términos bíblicos dice el Génesis que, comer del fruto que nos prohibió Dios, no debemos y hace que muremos).

La iglesia distingue entre “concupiscencia actual”, que son los deseos desordenados, y “concupiscencia habitual”, que es la propensión a sentir esos deseos.

La concupiscencia no es en lo moral un pecado, sino que ésta es la inclinación a cometerlo, es decir, como madre de este. En la fe cristiana (por tanto católica), se identifica a la concupiscencia como la madre de todos los pecados, (en otras biblias protestantes dice literalmente: “da a luz el pecado”, PERO NO DICE QUE SEA PECADO, entonces el Magisterio de la Iglesia Católica enseña que, la concupiscencia es una inclinación a pecar,) en la Biblia está escrito en la Carta de Santiago 1,13-15 (capítulo 1, del versículo 13 al 15): “Nadie, al ser tentado, diga que Dios lo tienta: Dios no puede ser tentado por el mal, ni tienta a nadie, sino que cada uno es tentado por su propia concupiscencia, que lo atrae y lo seduce. La concupiscencia es madre del pecado, y este, una vez cometido, engendra la muerte.”

Esto tiene que ver con las distintas interpretaciones del pecado original, que para la mayoría de los teólogos protestantes corrompió la naturaleza humana de manera absoluta, hasta entonces inclinada al bien, y para los católicos apostólicos ortodoxos y romanos, privó a los hombres del don que hasta entonces compensaba la propensión de la naturaleza humana, desde su mismo origen, hacia el mal, esto es la “concupiscencia”. Y como lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el 418: “[…]la naturaleza humana no está totalmente corrompida: está herida en sus propias fuerzas naturales, sometida a la ignorancia, al sufrimiento y al imperio de la muerte, e inclinada al pecado (esta inclinación al mal es llamada “concupiscencia”). […]”

La inclinación al mal del bautizado es explicada de diferente manera por católicos apostólicos ortodoxos, coptos y romanos por una parte, y por protestantes por otra, que desde Lutero, ex-católico, surgieron con una libre interpretación, ya no la de los ancianos (presbíteros). Para la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa y Romana, por el Bautismo Dios perdona al cristiano todos sus pecados, aunque permanecen como dice el mismo punto 405 pero la segunda parte esta vez: “El Bautismo, dando la vida de la gracia de Cristo, borra el pecado original y devuelve el hombre a Dios, pero las consecuencias para la naturaleza, debilitada e inclinada al mal, persisten en el hombre y lo llaman al combate espiritual.”; así que no recupera el don perdido, igual que no recupera la inmortalidad corporal, que si bien no era parte de la naturaleza propiamente humana antes del pecado de los primeros padres, sí se ha considerado como una gracia especial de la que gozaban los primeros padres Adan y Eva. Esta gracia de la inmortalidad se perdió como castigo a su pecado.

Por otra parte, los protestantes están divididos, algunos incluso consideran que el bautismo no perdona ningún pecado, mientras que la mayoría piensa que el bautismo si es necesario para la salvación. Pero todos están de acuerdo en que la concupiscencia no desaparece con el Bautismo, solamente “borra el pecado” de una forma similar que una inmersión en agua (como bañarse) limpia el cuerpo.

La Bíblia explica algunos casos en que ciertos pecadores fueron perdonados todos sus pecados y hechos salvos al instante. Leer Lucas 7:37
Consejos para todo cristiano

Leer Lucas 7:37

Vistete de respeto
Vistete de humildad
Vistete de sinceridad
Vistete de amor
Despegate de todo lo material
RESISTID AL DIABLO Y HUIRA DE VOSOTROS

Romanos 4:7
7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Predicción de la apostasía

1 Timoteo 4:1-16 (RVR1960)

4 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, “escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”;

2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,

3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó, para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.

4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;

5 porque “por la palabra de Dios y por la oración es santificado“.
Un buen ministro de Jesucristo

6 Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

9 Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.

10 Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.

11 Esto manda y enseña.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

Consejos para todo cristiano

Leer Lucas 7:37

Vistete de respeto
Vistete de humildad
Vistete de sinceridad
Vistete de amor
Despegate de todo lo material

RESISTID AL DIABLO Y HUIRA DE VOSOTROS

Romanos 4:7
7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el enero 11, 2014 por en Catolisismo, Cristianismo, Opinión, Reflexiones, Religión.
A %d blogueros les gusta esto: